Crónica de un sueño cumplido. Parte I

Creo no equivocarme al afirmar que de mis lectores nadie me conocía cuando tenía 13 años. Aunque soy fiel lectora de Harry Potter desde los 9 años, fue en ese entonces cuando me encontraba en el punto máximo de mi fanatismo solitario (el fanatismo post-HC es otra cosa). Yo era esa niña a la que todos los del curso miraban con curiosidad por siempre tener un libro en la mano. La que en vez de salir a jugar fútbol o volleyball se sentaba en el pasto al frente del salón a devorar ávidamente las páginas que relataban las aventuras de mi mago favorito. Esa niña cuyas tareas de español siempre tenían que ver con Harry Potter, y de alguna u otra manera lograba relacionar ese mágico mundo hasta con los trabajos de biología.

Así, más allá de un amor a la saga, fue creciendo en mi una admiración infinita hacia su autora. Esa persona que hacía posible mi sumersión total en ese mundo alterno, mi escape de “lo muggle”, de lo cotidiano y del mundo puberto/preadolescente que puede ser muy difícil. Esa persona que me dio una introducción al mundo de la lectura, gracias a la cual desde pequeña prefiero mil veces leer un libro a ver televisión. Esa persona por la cual crecí como crecí, interesándome por cosas menos superfluas como con quién se casó el artista de moda y cuánto tardaron en romper. La responsable de mi buena ortografía, mi interés por redactar bien al escribir y de mi buen nivel de comprensión de lectura en inglés.

Muchas veces en las pausas de lectura cerraba los ojos y me imaginaba frente a ella, así fuera solo verla de frente, sin cruzar palabra. Otras veces despertaba en las mañanas habiendo soñado que salíamos a tomar café y a discutir animadamente sobre su obra, o sobre lo que fuera. Pero no era más que eso, un sueño. Sueño que desde ese entonces, hasta hace muy poco, di por inalcanzable. Recuerdo en el 2007, leyendo el club de El Cronista y su relato de cómo se coló en la firma de HP7. En ese momento leí con envidia y la sensación de que esas cosas sólo les podía pasar a los fans europeos, que no tienen obstáculos como los largos y costosos trayectos hacia Inglaterra o la visa que requerimos algunos para entrar. Pero ahí quedó, olvidé el tema. Claro, siempre estaba ahí bien en el fondo como algo que sería bakano hacer, pero un sueño al fin y al cabo, y no una meta por la cual viviera.

Pero la vida me premió, y resultó que a Jotacá le dio por publicar su nuevo libro justo en el año en el que estoy de intercambio en Europa. Apenas supe las fechas de los eventos para promocionarlo, lo primero que hice fue comprar la boleta: Sábado 6 de Octubre – 6:30 pm – Cheltenham Literature Festival, Inglaterra. Incluso me hice miembro de “Cheltenham Festivals” para poder comprarla antes que se agotaran. Todo eso en Agosto, en medio de mi viaje, desde mi iPod Touch robando WiFi en Vilnius (Lituania).

Lo siguiente que tenía que hacer era sacar la visa, y todos los trámites y recolección de papeles que eso implica. Y obvio, el dinero, que no era poco. Es una de las desventajas de ser colombiano: piden visa hasta para ir a Costa Rica (pero no para Rusia, ahí les suelto el dato).

Revisé en RyanAir tiquetes a Londres: 32 € ida y vuelta. Cuando es así de barato, toca sin mente. Ya que el 3 de Octubre es festivo en Alemania decidí viajar del 3 al 7, así también tenía la oportunidad de conocer Londres un par de días (otro de mis sueños). Todo eso lo hacía mientras seguía de viaje por los países bálticos y Rusia. Regresaba a Alemania el 31 de Agosto, así que cuadré la cita en la embajada británica lo más pronto posible: 4 de Septiembre. Tocaba cruzar los dedos para que saliera antes de un mes. No debería ser problema, en la página web decían que en el 90% de los casos tarda 3 semanas.

Hice reservaciones en hostales, pedí ayuda (y hospedaje) en CouchSurfing, cuadré los trenes y buses para llegar y devolverme de Cheltenham. Y quedó todo listo. O al menos eso creía…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s