Crónica de un sueño cumplido. Parte V

Leer primera parte aquí. – Leer segunda parte aquí.  – Leer tercera parte aquí – Leer cuarta parte aquí

Llegué a Luxemburgo por ahí a las 9:15 pm. El frío otoñal me envolvía mientras me fumaba un cigarro esperando que llegara el bus hacia el aeropuerto Charleroi de Bruselas. Tenía tiempo, la salida era a las 9:55, pero el frío me obligó a buscar algún lugar caliente dentro la Gare (estación de trenes). De todas las veces que había estado en Luxemburgo, esta era la más tarde. Ahí me di cuenta lo temprano que cierran la estación, por ahí a las 9:30. Pero no era la única ahí, estaba rodeada de luxemburgueses que esperaban bus para sus respectivas ciudades.

Aunque en el tiquete decía que uno debía estar ahí por lo menos con 10 minutos de anticipación, el bus llegó sobre el tiempo, menos de 5 minutos antes. Tal vez me estoy malacostumbrando a la puntualidad alemana. Me subí, y como sufro de narcolepsia automovilística, me quedé dormida prácticamente apenas me senté.

Llegué al aeropuerto Charleroi antesitos de la 1 am. Aunque a esa hora no hay vuelos, dejan el aeropuerto abierto para los que deben coger avión temprano. La primera imagen apenas entré fue el piso lleno de gente durmiendo, ya fuera echados en el piso, en las sillas, o armando camas con las cajas con las que chequean el abrigo y demás cosas cuando se entra a la sala de espera. Encontré un lugar para mi, saqué el sleeping y caí ahí.

   
Viernes 5 de Octubre de 2012
8:02 am
Aeropuerto de Bruselas


Estas horas estuve distraída durmiendo. En el bus iba prácticamente sola, como el de Luxemburgo. En el aeropuerto dejan dormir tranquilamente hasta las 4 am, cuando abre y los vigilantes despiertan a todo mundo. Lo que yo hice fue buscar un lugar escondido y seguir durmiendo. Lo logré cómoda y profunda hasta que una señora de la limpieza se cayó al lado mio y se abrió la cabeza. Me paré de una y lo primero que vi fue a la señora medio agachada, llorando, con la cabeza tapada y las manos llenas de sangre. Fue un poco impresionante, pero más impresión me dio ver cómo nadie ayudaba y la gente del aeropuerto se demoraba eternidades en hacer algo por ella. Los únicos que estábamos intentando ayudar era el vendedor del puesto de envolver las maletas en plástico y yo. Aunque para mi era casi imposible por mi pésimo nivel de francés, hice lo que pude con inglés,

Después de ese shock todo siguió normal. Ya estoy en la sala de espera, pero aún me queda otra hora. La ansiedad por el evento ahora se encuentra acompañada por un poco de miedo. Es la primera vez que hago CouchSurfing sola, y con un man. Si mis papás supieran me harían devolver ya mismo para Colombia. Ya veremos qué pasa.

Palabras en mi mente: dreams are coming true!

Mientras esperaba saqué mi desayuno: un yogurt tipo Alpinette y un sándwich. Era la primera en la fila y alcancé a coger buen puesto en el avión, lo cual, para que los que nunca han viajado en RyanAir sepan, es difícil. Cogí una ventana, saqué el libro y seguí leyendo. Al lado mío, en el pasillo, se sentó un man goordo, lo cual evitaba que alguien más se sentara en el centro, pero también que yo saliera si me daba por ir al baño o algo así.

El vuelo salía a las 9:20 y llegaba a Manchester a las 9:45. ¿Muy poquito? Pues no, en realidad lo que pasa es que hay cambio de horario porque Inglaterra está una hora antes que el resto de Europa.

Viernes 5 de Octubre de 2012
11:14 am
Aeropuerto de Manchester


Sigo un poco freakeada por lo del man de CouchSurfing, pero decidí ser un poco más como juli y simplemente confiar en la humanidad. Por eso en vez de preocuparme me he dedicado a leer el libro, y ya he avanzado un poco. Me sorprendió, no sé si para bien o para mal. Como está lleno de groserías y menciones a situaciones sexuales que aunque son muy cotidianas nunca aparecerían en HP. Voy a intentar avanzar más en el siguiente bus, que sale en media hora. Seguía con sueño entonces saqué el sleeping y dormí otro rato aquí. Pensé en ir al Old Trafford, que me encantaría conocer, pero lastimosamente no me alcanza el tiempo.

Btw, llevo 15 horas entre bus, bus, aeropuerto, avión, aeropuerto y todavía faltan otros dos buses. Las cosas que hago por ver así sea un minuto a mi ídola.

El evento era en la ciudad de Cheltenham, pero como no hay bus directo me tocó hacer escala en Birmingham, esperar ahí otra hora, y salir de nuevo. Lo aproveché para “almorzar” atún.

Viernes 5 de Octubre de 2012
15:20
Bus Birmingham – Cheltenham


Me duele el ojo derecho. Es inusual porque normalmente me duele es el izquierdo. Debí ir al oftalmólogo la semana pasada, pero yo me paso la vida aplazando esas citas. Por ahora no me puedo quitar los lentes porque quedaría totalmente ciega y el pedazo de gafas que tengo está completamente inutilizable. Debido a eso no he podido seguir leyendo. Además por estar twitteando, quisiera no hacerlo tanto, pero que haya wifi disponible en todo lado no ayuda. Fuerza de voluntad, Lucía.

Estoy pensando cómo ha cambiado mi vida y cómo he cambiado yo en este intercambio. Pasé de ser una “bookworm”-friki-mediogeek-asocial a la más fiestera. 

Aparte del problema del ojo, no me he podido concentrar en The Casual Vacancy no sé por qué. Tal vez es la misma ansiedad. Van 18 horas de viaje y contando… Ya el man de CS dijo que me recogía en la estación de buses de Cheltenham y que esta noche, si quería, salíamos a rumbear con sus amigos. Ahí si me voy a contener (en cuanto al alcohol), no hay que perder el sentido común.

Eso me lleva a pensar lo grandiosa que es mi vida en este momento. La semana pasada, hace exactamente 8 días, estaba en Munich en el Oktoberfest borracha pero consciente, disfrutando como nunca, gozándomela con mis amigos. Fui a clase lunes y martes y en la noche ya andaba de nuevo enfarrada, esta vez en el Volkfest de Stuttgart. Y hoy, sólo 2 días después estoy en Inglaterra camino a conocer a mi ídola. ¿Qué más le puedo pedir a la vida?

Creo que puedo concluir que aunque mis actitudes han cambiado y prefiero hoy hacer otras cosas, en escencia soy la misma bookworm que se sentaba solitaria en el pasto del colegio a leer HP.

Aunque me alejé totalmente de HC, una de las cosas que seguro voy a hacer frente a Jotacá es mencionárselo… Espero lograr que me firme el escudo. Tengo las esperanzas muy arriba al respecto. Me imagino la escena una y otra vez. Ya veremos.

PD: Me acabo de mirar al espejo (cosa que odio hacer) y, a pesar del desgastante viaje, me veo feliz. Y sexy.

Llegué a Cheltenham a las 5 pm, y apenas me bajé del bus y recogí mi mochila ahí estaba mi CouchSurfer esperándome con una sonrisa…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s